“Donde fueres haz lo que vieres” ya lo dice el refrán,si vas a viajar, se espera de ti un mínimo de educación y respeto hacia el destino que hayas elegido, incluso si es tu propio país. Somos muchos los viajeros que sentimos vergüenza ajena al ver algunas actitudes que convierten lo que debería ser descubrimiento e intercambio cultural, en algo parecido a una plaga destructiva.

Lo que diferencia a un viajero de un turista es el alma, el viajero busca mezclarse y fundirse con su destino, observa, aprende, comparte y entiende ,mientras que un turista busca la foto de moda sin importar el costo, quiere comer lo mismo que en su casa e imponer sus costumbres.

Si quieres saber cómo ser mas viajero y menos turista  de dejamos algunos de los errores que debes evitar cometer:

Respeto a las gentes y costumbres locales

 

Este es el pecado más habitual y he presenciado múltiples formas, algunas de ellas rozando el insulto directo a sus gentes. Algunos por mala educación, otros por ignorancia. Si hay dudas sobre si algo se puede hacer o no, la solución es muy sencilla: mira a tu alrededor y fíjate en si lo hacen los locales.

  • Discreción: Por ejemplo, en muchísimas ciudades calurosas, se ven muchos turistas que pasean por el centro de las ciudades sin camiseta como si estuvieran en la playa, incluso dentro de transportes públicos. ¿Ven a algún local así? No ¿Les importa? Tampoco. También los vi en lugares sin playa, de modo que no tienen ni esa media excusa.
Turistas saliendo en bikini de una iglesia (hasta el mendigo se sorprende)
  • Religión: Aunque no seas religioso/a , este es un tema delicado y es fácil herir sensibilidades. He visto turistas entrar con gafas de sol y gorra en iglesias, gritando y haciéndose selfies con figuras religiosas sin importarles el culto que se estaba llevando a cabo en esos momentos. Otros, como los de la foto, entran en bañador. He visto turistas discutir en Tailandia porque se niegan a quitarse los zapatos para entrar a un templo. He visto mochileras haciendo topless en una playa urbana de Indonesia (país musulmán) en pleno ramadán. 
  • Fotos con locales: Ponte en su lugar. ¿Te gustaría estar trabajando o paseando y que un desconocido pusiera una cámara a un metro de tu cara y se pusiera a fotografiarte? Pide permiso o al menos hazlo disimuladamente de una forma que no sea agresiva para el fotografiado. Hay que extremar este cuidado en comunidades indígenas con formas de vida distintas, allí el turismo es mucho más invasivo. Una ciudad o pueblo no es un zoológico humano a tu disposición.
London-Horse-Guard-Tourists-Selfie-696x461
  • Memoriales: Hay que entender que hay visitas que deben tomarse seriamente. Los memoriales están planteados como espacios de reflexión, casi siempre sobre hechos muy dolorosos. Tomarse estos lugares como un parque de atracciones constituye una gigantesca falta de respeto a los hechos que se intentan preservar del olvido.  Valga como ejemplo claro el Memorial del Holocausto, en Berlín, donde muchos turistas se toman fotos tontas. El artista artista israelí Shahak Shapira, denunció su actitud desconsiderada con montajes como el de la siguiente imagen. 
  • Patrimonio: A nadie le importa tu nombre y en que fecha estuviste en ese lugar, no rayes lugares publicos y mucho menos monumentos o lugares sagrados, al igual que no rayas la mesa de tu casa

Resultado de imagen de rayar monumentos

 Respeto hacia la flora y fauna local.

 

Los animales salvajes no son tus mascotas y merecen espacio y respeto, al igual que las plantas y flores autóctonas. No participen en actividades turísticas que violenten la flora o fauna salvaje y denuncien a la autoridad competente del país cualquier maltrato animal. Hay casos lamentables como los siguientes:

  • Turistas que sacaron un bebé delfín del mar en Santa Teresita (Argentina) y, a pesar de que hubo quien advirtió que el animal moriría deshidratado al sol, todos querían su foto. El pequeño delfín murió manoseado por decenas de bañistas y quedó botado en la arena.
turistas-maleducados-idiotas-matan-delfin-voyhoy
  •  Comprar souvenirs procedentes de especies animales y vegetales protegidas contribuye  a esquilmar recursos naturales amenazados (la joyería con coral es uno de los más típicos).
  • Hordas de turistas que impiden que las tortugas desoven en una playa en Costa Rica por no respetar la distancia mínima. Sin duda en este caso el Gobierno y las agencias turísticas tienen una gran parte de responsabilidad.
turistas-maleducados-idiotas-impiden-tortugas-desovar-voyhoy
  • Turistas totalmente desconsiderados que montan encima de tortugas en Australia y en Costa Rica para hacerse una foto que les parece divertida.
  •  Fotografías con un animales salvajes sin pararse a pensar en las condiciones en que están. Un caso muy claro es el del llamado Tiger Temple, en Tailandia, que se presentaba como un santuario de recuperación de este animal pero en realidad era un lugar donde se sedaba permanentemente a los tigres para que los turistas se pudieran sacar una foto (pagando por ello, claro).
turistas-maleducados-idiotas-tigre-tailandia-voyhoy
  • LLevarte rocas, flores, fósiles, plantas, frutas o cualquier otro componente de la vida autóctona como trofeo o recuerdo. Robarle a la naturaleza es un acto que puede acarrear grandes consecuencias , desde destruir ecosistemas hasta poner en peligro especies, las cosas tienen encanto en su lugar natural, no lo destruyas.

Resultado de imagen de viajero responsable

Fuente: chile.voy
¿Quieres compartir tus trucos y consejos? ¿Tienes preguntas? Escríbenos , obtén respuestas, conoce gente y comparte tus consejos!