Los incendios forestales son una de las mayores amenazas para la fauna y la flora el fuego se lleva toda la vida a su paso paso dejando desolación y muerte, lo que las llamas devoran en 2 dias tarda más de 100 años en recuperarse

Muchos de estos incendios son intencionales y la gran mayoría son provocados por el hombre, por descuido o negligencia. Saber cómo evitar incendios es fundamental para disfrutar la naturaleza y para que otros en el futuro, también puedan disfrutarla. Es importante tomar conciencia de lo que tenemos entre manos, de qué puede hacerse y qué no respecto al fuego en el bosque.

Consejos básicos

  • No arrojes colillas de cigarrillos o fósforos encendidos al piso, tampoco hacerlo desde vehiculos en movimiento
  • Evita fumar en el interior del bosque y aconséjalo a quienes lo acompañan.
  • Si no puedes evitar fumar, presta atención a dónde caen las cenizas,  dónde y cómo apagas el cigarrillo, y llévate contigo  la colilla.

  • Si acampas, hazlo en lugares autorizados, allí podrás encender fuego.
  • Si observas un fogón encendido abandonado, apáguelo con abundante agua.
  • No enciendas fuego en cualquier parte, hágalo en fogones autorizados.
  • Si deseas realizar una quema de residuos forestales, solicita el permiso correspondiente y ten en cuenta todas las recomendaciones, respetando la veda de quemas
  • Nunca dejes el fuego solo, ni por un instante.

  • No arrojes ni dejes residuos en bosques y lugares de acampe, las latas y vidrios pueden actuar de lupa y provocar incendios.
  • Prepara bien el fogón antes de empezar el fuego: se debe colocar piedras alrededor de la fogata, hacer un pozo dentro para que el fuego quede un poco “hundido” en la tierra, despejar de hojas y ramas los alrededores de la fogata. En lo posible, armar una pared o protección con piedras del lado de donde viene el viento.

  • Nunca hay que hacer fuego debajo de los árboles.
  • La forma correcta de apagar las fogatas es con abundante agua, después hay que remover las cenizas para verificar que queden bien apagadas. También se debe echar agua a las piedras del fogón y alrededor de la fogata, el lugar de la fogata debe quedar frío.
  • Si se va a usar leña del lugar, se debe elegir la que está caída y seca, libre de hojas.
  • En el fogón hay que procurar mantener un fuego pequeño.
  • Si te vas de campamento, lo más práctico, limpio y seguro es usar calentador.
  • A las personas cuya vivienda se encuentre ubicada o circundada por terrenos agrícolas o forestales, se les recomienda que no pongan setos de especies que arden con facilidad (arizónicas, cipreses, etc), y que no construyan quinchos en los límites de la propiedad, o al menos, que nunca las utilicen los días de viento. Igualmente, se debe , mantener las calles y caminos aledaños despejados de vehículos y de vegetación, construcción de depósitos de agua, etc.

  • Deposita la basura y los restos de poda en los contenedores o vertederos habilitados, nunca te deshagas de ellos amontonándolos junto a la vivienda o quemándolos.
  • Comunica a las autoridades públicas los vertederos o puntos de vertidos ilegales que encuentres en terrenos forestales o próximos a ello. Suelen ser una causa habitual de aparición de incendios forestales.
  • No pretendas llegar en auto o vehículo motorizado a todas partes, el contacto del tubo de escape con matorrales secos podría provocar un incendio. En zonas forestales estaciona el coche en aparcamientos habilitados, o, al menos, en zonas totalmente despejadas de pastos o matorral.
  • Las personas que se encuentren cerca de un incendio, deben intentar ir a un claro donde el fuego no les pueda alcanzar, tratando de alejarse por las zonas laterales del incendio y más desprovistas de vegetación; si circulan en coche deben cerrar las ventanillas e intentar dirigirse a una zona fuera de peligro. No debes dirigirte hacia barrancos u hondonadas, ni intentar escapar ladera arriba cuando el fuego ascienda por ella. Recuerda que un cambio en la dirección del viento puede hacer que el fuego te rodee. Por tanto, ve siempre en sentido contrario a la dirección del viento.
  • Las personas que participan en labores de extinción no deben trabajar aisladas, deben estar coordinados y siempre a las órdenes de las autoridades competentes.

Teléfonos útiles

Por último si en alguno de tus paseos por el bosque o la montaña ves una columna de humo, infórmalo lo más rápido que puedas, de la velocidad en la detección depende en gran medida poder controlar un incendio.

Denuncia llamando a:

130 | 132 | 133 | 134

Recuerda: “Sin fuego no hay incendios”

 

Fuente: ecologistasenaccion.org