31935754-2-e1454939301912

El difícil acceso ha mantenido protegida a esta playa de gran belleza y peculiar paisaje que está a 18 kilómetros al sur de Bahía Inglesa por la ruta costera hacia Puerto Viejo.

La única forma de acceder es dejar el auto donde termina el camino habilitado y caminar 800 metros hacia el sur por un complicado sendero rocoso con vertientes y algo de vegetación. El esfuerzo se ve compensado cuando uno llega a una playa de arena gris y con vegetación algo bastante inusual para la zona. El alto cerro que la rodea tiene formaciones rocosas donde se puede hacer trekking.