Siempre nos preocupamos sobre el cuidado de nuestra salud mientras viajamos – “¿Cómo puedo evitar enfermarme en el viaje? Este artículo ofrece las maneras mas fáciles para mantenerse saludable durante el viaje.

Enfermarse es una parte de la vida cotidiana, y mientras viajamos no quedamos exento, especialmente cuando viajamos nos exponemos a toda una nueva gama de insectos, parásitos y entornos. El hecho de la cuestión es que, cuanto más viajas es más probable de cometer un error o dos.

La última cosa que quieres hacer es exponerte a algún otro riesgo más del que ya pues haber conseguido. La prevención es mucho mejor que cualquier cura.

Aquí unos simples consejos para no enfermar en tu próximo viaje:

1.- Lávate las manos.

Sé que esto suena básico, pero es sorprendente cuántas personas lo olvidan y como enferman. El simple acto de lavarse las manos debe estar en tu cabeza desde el primer día, tómalo como un entrenamiento básico y componente clave en el control de las infecciones. El servicio nacional de salud en Chile está reforzando la importancia de lavarse las manos, para todos los aspectos de la vida cotidiana, y viajando por el mundo no es una excepción.

La higiene de las manos es esencial para detener la propagación de la infección y puede reducir dramáticamente las posibilidades de diarrea, vómitos, intoxicación alimentaria, gastroenteritis, gripe, norovirus e incluso hepatitis A.

Muchos viajeros llevan pequeñas botellas de gel de mano como una herramienta de seguridad, pero no son un reemplazo para el agua y el buen jabón antiguo. Siempre que sea posible, lávate las manos con agua caliente durante al menos treinta segundos antes y después de comer y siempre después de ir al baño.

2.- Bebe agua embotellada.

agua embotellada

Cuando no puedes estar seguro de la pureza del agua local o viajas en zonas donde el saneamiento no es tan grande, entonces debes evitar el agua del grifo local. Aunque las personas locales la beban sin problemas, el estómago no tiene las protecciones adecuadas para evitar que te enfermes, evita el agua local — incluso el hielo en tus bebidas, sobre todo en lugares o países que no purifican su agua del grifo.

te recomendamos que por lo menos beber siempre agua embotellada y verifica que el sello está intacto en la parte superior de la botella (una estafa común es vender botellas rellenadas con agua del grifo). También es una buena idea usar agua embotellada para cepillarse los dientes. Pero personalmente prefiero utilizar una botella de agua con un filtro integrado ya que esto reduce la necesidad de comprar botellas de agua constantemente, ahorrando dinero y cuidando el medio ambiente.

3.-Cuidado con la combinación de alimentos.

La contaminación de los alimentos es una de las mayores causas de la diarrea del viajero y problemas gastrointestinales en cualquier aventura de viaje. Si no tienes cuidado con los alimentos en tus viajes, podrías potencialmente estar expuesto a diarrea, cólera y muchas otras problemáticas.

Debes asegurarte siempre — practicar tantas veces como sea posible — que cualquier comida que se come, se come fresco, cocinado bien y servido caliente.

La cocina de la calle puedes mirar cómo mantienen limpio el ambiente de cocción, y a menudo se prepara la comida justo en frente de ti. Pero hay que mirar hacia también las prácticas correctas de higiene en cualquier puesto de comida ya sea en la calle o patio de comidas en donde podemos comer. ¿Usan guantes desechables de alimentos y se los cambian con frecuencia? ¿Hay una persona que aparte que maneja el dinero o, al menos, la persona que cocina los alimentos se quita y cambia los guantes cada vez que maneja dinero en efectivo? ¿Se lavan las manos con concurrencia? ¿Los alimentos crudos se encuentran al aire libre o se almacenan correctamente? Estas cosas pueden parecer intrascendentes, pero son muy importantes.

Puedes evitar — o tener mucho cuidado — con lo siguiente:

  • Ensaladas que pudieran ser servidas sin previo lavado.
  • Fruta cruda y verduras que no peladas, al menos que lo peles tú mismo.
  • Alimentos que han sido dejado fuera y expuesto durante un período de tiempo.
  • Comida compartida, como en buffets, alimentos crudos, o recalentados, especialmente carne, pescado o arroz.

Probablemente no vas a evitar un poco de estómago revuelto completamente en tus viajes, especialmente si estás viajando por un largo plazo, pero si eres consciente de las prácticas de higiene de la comida y los sigue tanto como sea posible, entonces puedes por lo menos minimizan el riesgo de enfermarte.

4.- No tengas miedo de comer comida casera.

mezcla de comida

La comida local y adentrarse en la gastronomía local es uno de los placeres más absolutos de una persona que va viajando, pero dicho esto, también es necesario un grado de sentido común. Saltar directamente a una comida de curry picante u otro alimento condimentado es una buena manera de asegurar algún tipo de malestar gastrointestinal si tu estómago no está acostumbrado.

Alimentos intolerantes ocurren cuando tu intestino no puede digerir correctamente los alimentos que has comido o has introducido algo completamente nuevo y diferente a lo que puede irritar el tracto digestivo y provocar dolor de estómago, calambres, gases, diarrea y vómito. No te preocupes, esto generalmente no es grave y se pasa relativamente rápido. El truco de probar nuevos alimentos y nueva cocina es mezclar un poco de vez en cuando.

Si eres muy sensible del estómago, tómalo con calma al principio y no tengas miedo de comer de vez en cuando comida casera.

5.- Mantente activo.

mantente motivado

Una de las mejores maneras de mantenerse en forma y saludable y combatir infecciones no deseadas es haciendo ejercicio. Los beneficios del ejercicio son bien conocidos y documentados: mejora tu salud y el bienestar general y fortalece su sistema inmunológico, que te hace menos susceptible a la enfermedad. Y si te enfermas, tu cuerpo está mejor preparado para luchar contra la infección y más rápidamente consigues mejorarte. Siempre probar y mantener un estilo de vida saludable, y que eso no cambie porque estas solo de viaje.

¡Si no eres, utilízalo como excusa para empezar! Ve por una caminata de selva, practica senderismo en el campo o ve a una montaña, nada en el mar, sal a correr, veras que poco a poco incorporaras la actividad física en tu vida.

6.- Protégete del sol.

¡Las quemaduras graves pueden arruinar una buena experiencia! Quedé muy mal quemado por el sol hace años en Tailandia después de snorkeling durante mucho tiempo y había olvidado aplicar bloqueador en mi piel. ¡No es una experiencia que quiero repetir!

Corrientes recomendaciones sobre protección solar pueden ser usar un mínimo de factor 15, aunque te recomiendo por lo menos sobre ese factor.

Protegerte del sol va más allá de conseguir quemaduras graves. También debes mantenerte bien hidratado si estas viajando de un país o región con un clima caliente o tropical, así como también cubrirse con ropa holgada y hasta un sombrero o bufanda. Si no, luego la deshidratación puede acabarse muy rápidamente, y eso puede conducir a condiciones más serias tales como exposición, agotamiento por calor e insolación, que si no se corrige puede convertirse en una emergencia médica.

7.- Vacunate.

Las vacunas son probablemente una de las preocupaciones más comunes de salud durante los viajes. Si te puedes proteger, es una buena idea hacerlo. Prevención es siempre mejor que la curación, y nada es mejor para protegerlo contra el riesgo de contraer una enfermedad que está vacunado contra todo.

No todas las vacunas son necesarias para cada individuo ni para todos los viajes, y mucho depende de qué vacunas tienes ya, qué país o región vas a visitar, y factores individuales, tales como tu historial médico personal, cuánto vas a viajar, y  que vas a hacer. Por esta razón es esencial obtener asesoramiento personal uno-a-uno de tus viajes locales en clínicas o con una enfermera o médico especialista antes de viajar.

8.- Protégete de las picaduras de mosquitos.

mosquitero

Las picaduras de mosquitos son una pesadilla absoluta para cualquier viajero. Las ronchas pruriginosas son dolorosas, pero lo peor es que pueden transmitir una gran variedad de enfermedades como la fiebre amarilla, dengue, encefalitis japonesa y sin mencionar la malaria.

Los mosquitos pueden ser un problema en muchas partes del mundo, pero los centros para el Control de enfermedades y prevención de enfermedades (CDC), la Organización Mundial de la salud y ajuste para el sitio del NHS son excelentes lugares para averiguar donde hay brotes de enfermedades como el dengue o la malaria.

Nota importante: La información proporcionada aquí es para consejos generales de viaje e información solamente. Es proporcionado por una enfermera calificada, pero no es un sustituto para una consulta personal, su médico de cabecera o un médico especialista en medicina de viajes te puede orientar y darte recomendaciones según tus necesidades.

¿Quieres compartir tus datos y consejos? ¿Tienes alguna pregunta? ¡Escríbenos para hacer preguntas, conseguir respuestas y compartir tus viajes!