El periódico británico The Guardian en su versión online ha hecho una selección de 10 destinos chilenos de impresionante belleza. Más allá de las icónicas Atacama y Patagonia existen paisajes mucho más desconocidos y de igual atractivo. Montañas, playas, lagos, valles, aguas termales, cataratas y pueblos indígenas son algunos de los platos fuertes.

1. Valle del Elqui, Región de Coquimbo

Al interior desde la segunda ciudad más antigua de Chile, La Serena, las montañas abrumadoras del valle del Elqui se despliegan en los Andes. Las laderas son estériles y secas, pero el suelo del valle está cubierto con una  alfombra  de vides verde esmeralda de las uvas pisco . Este oasis fértil justo al sur del desierto de Atacama no es sólo el lugar de degustación de pisco, sino también un centro de observación de estrellas con una media docena de observatorios y un número creciente de hoteles.

2. Cajón del Maipo, Región Metropolitana

Es el panorama de fin de semana preferido por los santiaguinos, y disfrutado también por los extranjeros. Rafting, trekking, excursiones al glaciar San Francisco o los balos geotérmicos son algunas de las actividades preferidas.

3. Reserva Naciona Siete Tazas, Región del Maule

Toma su nombre  por una serie de piscinas en un estrecho desfiladero del rio Claro,  talladas en piedra negra de basalto. Un oasis de vegetación en medio de una zona estéril que incluye  lugares tan lindo como la cascada El velo de la Novia o la laguna color verde esmeralda debajo de la cascada La Leona.

4. Cobquecura y Buchupureo, Región del Bio Bio

Con una costa salvaje y azotada por el viento, largas extensiones de arena, y colinas verde esmeralda esta zona de Chile nos recuerda a la costa neozelandesa. Tierra de agricultores y coloridas casas de adobe, luego de recuperarse del terrible terremoto del 2010, los locales han sabido recuperarse incrementando el turismo de surf, pesca y naturaleza.

5. Lago Budi, Región de la Araucanía

En un rincón olvidado de la región chilena de La Araucanía se encuentra Lago Budi, una laguna de agua salada formada después del devastador terremoto de Valdivia y el tsunami de 1960 (el temblor más poderoso jamás registrado). Sus orillas están pobladas por el grupo indígena más grande de Chile, los mapuches, y varias familias han transformado recientemente este lugar sereno en un destino único de “etno-turismo” donde los visitantes pueden dormir en casas ruka tradicionales, trabajar mano a mano con artesanos locales y comer comidas mapuche, como milcao  y harina tostada.

6. Parque Nacional Conguillío, Región de la Araucanía

Con un extenso bosque de  araucarias milenarias, el Parque Nacional Conguillío es uno de los últimos lugares en la tierra que se conserva como cuando los dinosaurios recorrían el planeta. Sin embargo, el verdadero espectáculo del parque es el volcán Llaima de 3.000 metros de altura, un volcán cónico cuya última gran erupción en 2009 dejó atrás un paisaje marcado por las lavas.

7. Pucón, Región de la Araucanía

Las colinas boscosas que rodean el centro turístico junto al lago de Pucón albergan más de una docena de baños geotérmicos donde se puede  ​​en aguas de 40 ° C, con vista al volcán activo de Villarrica. Este extenso complejo cuenta con cascadas, zonas de descanso con fuego  y un río corriente de agua fría en su núcleo.

8. Caleta Cóndor, Región de los Lagos

Chile cuenta con unos sorprendentes 4.270 kilometros de costa, sin embargo, no tiene tantas playas preciosas dignas de un viaje transatlántico. Caleta Cóndor es una excepción. Esta playa de arena blanca está escondida en una reserva indígena de la comunidad Huilliche que, con la ayuda del Fondo Mundial para la Naturaleza, ha estado desarrollando infraestructura turística a lo largo de un espectacular tramo de la costa del Pacífico. El turismo sigue siendo incipiente aquí y casas de familia son la única alternativa real para acampar. Cada febrero, la zona acoge uno de los festivales de arte más remotos del mundo, el Festival Nomade, que atrae a los pensadores libres de cerca y de lejos.

9. Distrito de Los Lagos, desde Temuco a Puerto Montt

En este hermoso sector encontramos oportunidades auténticas de turismo,  donde los visitantes pueden salir de la senda marcada e interactuar con los lugareños . En el turquesa Lago Todos Los Santos (en el Parque Nacional Vicente Pérez Rosales) puedes subir a bordo de un pequeño bote y navegar pasando volcanes activos hasta las pequeñas cabañas y refugios a lo largo de su borde sin carreteras. Algunos visitantes recorrerán en barco hasta el pequeño pueblo  de Peulla, en el extremo más alejado del lago, y seguirán la ruta del Che Guevara de los Diarios de Motocicletas a través de impresionantes paisajes andinos hacia la localidad argentina de Bariloche.

10. Isla Grande de Chiloé, Región de Los Lagos

Las suaves colinas de la isla de Chiloé podrian confundirse  con la zona rural de Irlanda, pero si  viajamos a su extremo sur hallaremos un parche de 1,180 kilómetros cuadrados de selva tropical templada  ( uno de los 36 puntos críticos de biodiversidad del mundo). El Parque Tantauco abrió sus puertas en 2005 para proteger no sólo los bosques vírgenes, sino también un raro marsupial (monito del monte) y el venado más pequeño del mundo.  Y como no los pintorescos palafitos encuadran la foto  perfecta.

 

¿Quieres compartir tus trucos y consejos? ¿Tienes preguntas? Escríbenos, te estamos esperando.